Aprendiendo a comprar candados

Los candados son herrajes que funcionan como elementos auxiliares de resguardo de espacios y aseguramiento de objetos y reservorios.

Aunque se trate de un dispositivo que sea fácilmente removido a través de llaves o combinaciones, su estructura debe tener altos niveles de seguridad, capaces de soportar toda clase de amenazas.

Sus tamaños y diseños se han ido diversificando con el transcurrir de los años, todo para adecuarse a los distintos bienes que debe resguardar así como para resistir los nuevos métodos de robo que van surgiendo.

Afortunadamente, las posibilidades de averiguar cuál es el candado idóneo son numerosas, ya que dispones de la ayuda de cerrajeros y expertos en seguridad, o de catálogos en línea que pueden servirte de guía.

El tipo de candado

Existen candados de todo tipo, desde los que se emplean para seguridad de motos y bicicletas hasta para el aseguramiento de ordenadores portátiles.

Si pensabas que cualquier candado podía servirte para todo propósito, debes saber que el diseño de los candados se hace con la finalidad de salvaguardar elementos claramente definidos, y esta es la razón fundamental por la que vemos tantos diseños de candados.

Por ejemplo, es ilógico emplear un candado clásico para el bloqueo de una motocicleta, teniendo en cuenta que, ni el nivel de seguridad ni el diseño son suficientes para el resguardo de la moto.

El tamaño del candado también define la utilidad del mismo, pues candados clásicos de diferentes dimensiones obedecen a propósitos definidos.

La calidad

La calidad de un candado se mide a través de diferentes aspectos que se encuentran relacionados entre sí, donde se incluye la marca, el precio y el lugar donde adquieras este tipo de herrajes.

La marca es un elemento que no debemos despreciar, pues en la medida que una marca es reconocida, significa que el candado ha sido fabricado en condiciones óptimas y que ha sido probado para servir a los propósitos de fabricación.

Los precios de los candados no deben encontrarse ni muy por encima ni muy por debajo del valor establecido, ya que un candado de precios bajos crea una sombra de duda en el consumidor, y uno muy costoso es útil, pero hay que perseguir la economía.

De acuerdo al lugar, puedes adquirirlos en cerrajerías debido a que tendrás la guía del personal presente en éstas, o bien en ferreterías, pero debes saber que en ferreterías tienes pocas luces en caso de que no sepas que candado elegir.

Resistencia en los candados

Debemos elegir un candado que sea resistente a los cambios de humedad y temperatura a fin de evitar que la corrosión haga estragos en su estructura.

Los fabricantes se han empeñado en innovar en candados antirrobo, resistentes a daños provenientes de sierras y palancas, así como de aperturas poco invasivas que emplearía un cerrajero convencional.

No existe el candado perfecto, pero debes saber que la previsión puede ayudarte a obtener un producto acorde a tus necesidades, ya que pueden surgir inconvenientes de naturaleza múltiple, y no queremos que hagas una mala inversión.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.