¿Cómo cerrar una puerta si la cerradura se daña?

cerraduras de seguridad MotturaMuchas veces las prisas o lo económico aprieta y no es posible reparar una de nuestras piezas de cerrajería con carácter de urgencia, porque es la puerta de una habitación o la del baño. Es común que las puertas de los baños siempre tengan algún daño.

Todo es más soportable si estás en tu casa, pero si estas de visita en casa de familiares o de amigos, es muy molesto tener que lidiar con una cerradura que no cierra bien. Obviamente no puedes solicitar el servicio de cerrajeros locales.

Pero si hay algunas ideas que te pueden servir para que te sientas más seguro. Con que tengas unas trenzas de zapatos, una navaja, un poco de cinta adhesiva y papel de baño es suficiente para que te bañes o te descargues en santa paz.

Un amarre hacia tu intimidad

Este no es un método digno de los cerrajeros, solo es una idea para que ganes tiempo cuando haces uso de una habitación o del baño con la cerrajería dañada y nadie abra la puerta inoportunamente violando tu intimidad.

Es suficiente con que dispongas de las trenzas de tus zapatos o un cordón cualquiera, que alcance desde las bisagras hasta la manilla. El objetivo es inmovilizar la manilla para que no se puedan desbloquear desde afuera.

Dándole una vuelta al relieve de la bisagra, con mucha tensión enrollarla en la manilla de la puerta cuando está cerrada. Obviamente alguien con mucha fuerza puede lograr abrirla, pero para evitar una apertura accidental es perfecto.

Si los cordones no llegan a las bisagras, puedes colocar en la ranura superior de la puerta una navaja envuelta en papel de baño, para evitar dañar la puerta, que sirva como soporte y hacer tensión con las manillas.

Los tenedores que resisten

En la red hay una técnica donde se entrelazan unos tenedores que hacen una especie de cerrojo improvisado. La clave está en colocar un con las puntas dobladas en el orificio donde para el pestillo y otro que cruzar las hendiduras haciendo una traba, al principio parece que se fuese a soltar pero resiste cuando tratas de abrirlo desde afuera

Hay momentos en los que se deben resolver asuntos de seguridad con las puertas, con elementos cotidianos que tenemos a mano. Que obviamente no cubren los niveles de certificación de cerrajería, pero que se deben improvisar mientras se puede solicitar los servicios de cerrajeros.

Hay que llamar cuanto antes a un cerrajero

Si está en tus manos solventar la reparación de la cerradura, tómate un tiempo en una apretada agenda, para realizar un poco de mantenimiento, quizás sea el marco de la puerta, o que necesita un poco de grafito para el atasco.

Pero si no logras dar con el problema, los cerrajeros pueden solventar el inconveniente reparándolo o sustituyéndola con unas de mejor calidad. Por más que no te parezca una prioridad cualquier cerradura es dentro o fuera de la casa debe estar en buenas condiciones para ello están instaladas allí.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.