seguridad en Geriátricos

Es una aspiración de vida, llegar a ancianos y poder vivir al lado de nuestros seres queridos. Pero esto es una imposibilidad y una cruda realidad para muchos algunos ancianos que están imposibilitados de cuidarse así mismo, teniendo que tomar la decisión de irse a una vivienda de cuidado para adultos mayores.

Una vivienda que se usa con tales fines, debe poseer una cerrajería que impida la entrada de intrusos, pero no que se convierta en una cárcel. Una vivienda para ancianas, debe emitir en cada rincón, el agradecimiento por cada día vivido y no generar la sensación de que estorba su presencia, como muchas veces se hace sentir.

Los fabricantes cerrajeros disponen de soluciones para la seguridad física pero además que sirvan para evitar accidentes, además de facilitar el uso de las cerraduras, manillas o puertas, para que su traslado por toda la casa sea mucho más cómodo que una casa convencional.

Seguridad abierta

Las cerraduras generalmente generar una sensación de seguridad, pero para otro tipo de personas esa sensación es todo lo contrario, generando una percepción de estar en una cárcel, que le impide caminar, salir cuando lo necesite o asomarse en la ventana, como parte de un ejemplo.

Los fabricantes de cerrajería, se han dado a la tarea de crear cerraduras y accesorios que embellecen los espacios con piezas elegantes y de formas ergonómicas que son mucho más agradables además de poder ser usadas por personas con poca fuerza o dificultad para apretar, en sillas de ruedas o de incluso con visibilidad corta como es el caso de las personas de avanzada edad.

El trabajo de los cerrajeros no es solo brindar las herramientas para aumentar el nivel de seguridad de un establecimiento, sino que a través de estos productos de cerrajería y servicios asociados aumenten la calidad de vida de manera directa e indirectamente de quienes permanecen dentro de las instalaciones.

Puertas correderas

Hay que hacer énfasis en el tipo de puertas que es más convenientes en los geriátricos. Los accesos deben facilitar el tránsito de personas en sillas de ruedas, andaderas o en bastones, en donde el espacio debe ser especifico para que pueda desplazarse sin problemas.

Las puertas deben tener un espacio prudencial con acceso abierto preferible. Pero en aquellas zonas donde es necesario limitar la privacidad, es recomendable por profesionales cerrajeros la instalación de puertas correderas, que además de reducir considerablemente el espacio de apertura es mucho más sencillo manipularlas.

El éxito en el uso de este tipo de puertas, es el mantenimiento de los rieles o canales para que su desplazamiento sea suave y sin impedimentos. El personal de limpieza debe tener esmero cuidado en no verter polvos o algún objeto que impida que la puerta se deslace correctamente, si las correderas son inferiores.

Cuando esto puede ser un problema, se recomienda la instalación de puertas correderas superiores, lo más importante en su instalación es fijarla a una pared con materiales firmes que no haya posibles desprendimientos por el peso de la puertas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.